Ernesto Lumbreras -México-

(Ahualulco de Mercado, 1966). Entre sus libros recientes de poesía se encuentran: Numerosas bandas (2010) y Tablas de restar (2017). En el rubro del ensayo literario publicó Oro líquido en cuenco de obsidiana. Oaxaca en la obra de Malcolm Lowry (2015, 2019) y La mano siniestra de J.C. Orozco (2015). En el 2020 obtuvo el Premio Mazatlán por Un acueducto infinitesimal. Ramón López Velarde en la Ciudad de México 1912-1921 (2019). Premio Iberoamericano Ramón López Velarde 2021. En este año aparecieron: El vidente amateur. Nociones elementales sobre la materia poética (Ensayos) y De la inminente catástrofe. Seis pintores mexicanos y un fotógrafo de Colombia (Crítica de arte).

MONÓLOGO DEL LOCO DEL PUEBLO EN LA NOCHE TRANSFIGURADA

Para Francisco Magaña

La serenidad como el sereno

viene de arriba.

Triunfos que no son de aquí

pero que son míos,

brisa que cae por la sola gracia

de embriagar a los más puros.

Esa amorosa inmaterialidad del azul

aunque venga de muy lejos

me es oportuna. En su caída

hay una voluntad de recibir todo lo ausente.

En su largo camino, además de tordos,

se guarda una alegría muda.

Entonces ¿para qué me rompo la garganta

pidiendo cosas que no se piden?

¿Qué puedo exigirle a un relámpago,

a una zarza, a un reloj de sombra?

Recibir esa luz mojada, vaya si lo sé,

no es calmar el deseo

con peces de agua dulce.

Humanamente pido

bocas de besar mucho y algunas rosas.

Del peso de la culpa

no hablo tanto. El sereno

que baja a mi noche,

a mi noche llena de espíritus, me desposa

con una palabra. En su hielo prematuro

encuentro la música que no me propuse oír.

Así, perdiéndolo todo,

con mis ojos de soñar,

con una avidez de decir, cerezas,

me consagro a la serenidad que viene de arriba.