Hemant Divate –India-

Es un editor, un traductor y un poeta maratí. Cuenta con seis poemarios publicados en maratí. Sus poemas han sido traducidos en francés, italiano, eslovaco, japonés, farsi, maltés, serbo, esloveno, griego, hindi y varios otros idiomas de la India. En traducción, tiene un libro publicado en cada uno de estos idiomas: español, irlandés, árabe, alemán y estonio; y cuatro en inglés. Sus poemas han sido publicados en numerosas antologías en maratí y en inglés.

Es fundador y editor de la pequeña revista maratí Abhidha Nantar, que se ha publicado ininterrumpidamente por 18 años. En el ámbito cultural, AbhidhaNantar es considerada una plataforma sólida para los poetas emergentes y se le atribuye el mérito de haber enriquecido el escenario literario maratí de los años post-noventa. Divate también es responsable, a través de su editorial Poetrywala, por la transformación del escenario poético en inglés que ha acontecido en la India en la última década.

Hemant Divate ha participado a numerosos encuentros internacionales de poesía y festivales literarios en el mundo. Su editorial, Paperwall Media & Publishing, ha publicado más de 100 compendios de poesía bajo el sello Poetrywala.

*

La carne fresca y jugosa de un poema

Un momento de la vida está trabado

entre los dientes

de un poema.

Rezagado en los intersticios,

como pedacitos de carne

que sobran tras mascar

una paleta de pollo,

en nada difiere

del espacio entre dos palabras

lleno de la fresca, jugosa carne de un poema.

Un panorama deprimentemente monótono a Hiranya

 

1

¿Cómo pudo el panorama en mi mente

filtrarse en la mente de mi hija?

 

Justo delante de mí, hay una extensión de

edificios, centros comerciales, autopistas, fábricas y tráfico,

y si le pido que dibuje un paisaje

ella esboza atardeceres,

un río que corre, árboles, praderas, altares,

perfila pájaros que parecen números garabateados

en mis pequeños cielos nublados

 

Nunca se ha visto

desde la selva incesante de esta ciudad

un atardecer más allá de la casa en mi cabeza,

el río, los árboles, los senderos, los altares, los pájaros y las aceras.

¿Cómo, entonces, pudieron estos

filtrarse en su mente?