Margarito Cuéllar -México-

Poeta mexicano originario de San Luis Potosí, México. Autor de una veintena de títulos, entre ellos: Heridas luminosas que se quiebran (Universidad Externado de Colombia, Bogotá, 2021); Nadie, salvo el mundo (Moguer, Huelva, España, 2020); Señales luminosas bajo el cielo de cobre (Universidad Autónoma de Querétaro, México, 2020); Poemas en los que nunca es de noche (Ibáñez, Bogotá, 2019). Con el libro Teoría de la belleza (Instituto Sinaloense de Cultura, 2018) obtuvo el Premio Hispanoamericano de Poesía Festival de la Lira 2019 organizado por el Banco del Austro de Cuenca, Ecuador. Premio Hispanoamericano de Poesía Juan Ramón Jiménez 2020 convocado por la Diputación de Huelva. Con Ensayo sobre la belleza y el desorden de las cosas obtuvo en 2021 el Premio Internacional de Poesía Pilar Fernández Labrador (Salamanca, España). Sus textos poéticos han sido traducidos parcialmente al inglés, francés, portugués, alemán, griego, chino, búlgaro, rumano, ruso, árabe, italiano, uzbeko, danés, croata, latín, euskara, bengalí, catalán, letón, hindi, islandés, quechua, maya y armenio.

EL CIRUJANO DE JOHN KEATS: 1795-1821

Abro las ventanas de su pecho

cruzo corredores verdes

y arranco de un instrumento

–el corazón     parece–

acordes     ritmos agitados      cartas por escribir. 

Lo hago con suavidad para que no despierte

y me sorprenda     impostor bisturí en mano

diseccionando el aire prematuro de la vida.

Corto despacio. Busco indicios de amor en sus tejidos

pigmentos inmortales en la corteza de sus penas.

Abro una puerta      me detengo en la flama

de un astro encendido en sus entrañas

avanzo hacia el fulgor de un planeta que da vueltas y vueltas.

Hay un camino de flores     algunos lagos

y en su sangre     diminutas criaturas vivientes

con el gen que da sentido a la belleza.

Pasillos estrechos y puentes de cristal

puertas que comunican una pieza con otra.

El día se gasta y es hora de volver

bisturí en alto     al sitio de partida.

Entre ramas secas    

como un bicho que desconoce el poder de sus alas

encontré este poema.

RÍO VALLEJO: 1892-1938

En esos años la alegría tenía frío

y en el zoo no había un solo animal peludo

para calentarla.

Ante el desabasto de manos

se extrañaban sobre todo las manos tibias.

La ira     el país tapizado de esa hierba.

Pero estamos en que si el mar se seca

se llega a nado libre al Río Vallejo.

ÍNSULAS. HORMIGAS EN LA SOLAPA DE UN LIBRO DE OLGA OROSCO

Dibujo en las orillas de los libros

hormigas que arrojo al dulce hogar de la escritura.

Busco ruinas     selvas urbanas     mares del desierto.

A veces se aferran a una balsa o a un idioma que las nombre;

pero su sino de extranjeras     su vocación de ínsulas

funda nuevas ciudades y hormigan a otro bosque.

La escritura invade el sueño de otros

por miedo a la propia casa.

FLORES ARTIFICIALES CONTRA RAINER MARIA RILKE

Me entregaba al desenfreno de aquella música

convencido de que la tiranía de Eros

garantiza un futuro luminoso a la poesía.

Hay un tiempo en que el éxito se llama amor de un rato

dinero fácil     pisar a fondo el acelerador.

Evas en finas hierbas para llevar o comer ahí.

La noche tiene la vida por delante

y encandila con sus luces los bajos fondos de Babel.

Señales rojas y parpadeantes en las esquinas

edad inagotable

en que los días se miden por los grados de alcohol

y nicotina.

Noches peligrosamente felices extinguidas en cuartos de hotel

el perfume embriagando calzadas

besos de poliéster y promos con risas para decorar la última máscara.

¡Ah      el embrujo cósmico de las antiguas casas de citas.

Pero nada es eterno. Ni Sócrates ni griegos

ni los burdeles de la antigua Babilonia.

Y un día las chicas se hicieron contorsionistas

y el oficio más antiguo y caro del mundo iluminó las horas

con nombres como Candy     Samantha     Alexia o Pura Sangre.

Y mientras los billetes forman una carrillera alrededor de la cintura

la turba arregla su propia música/ Debora Meltrozo y Susana Oria: pista 1.

Soyla Cerda y Ana Liza Melano: pista 2.

¡Miseria de la poesía

Despojos de las flores de Baudelaire

falsas rosas de Rilke     páginas de un libro digital

para leerse nunca.

Septiembre 9 de 2017